¿Qué pasaría si en pleno centro de La Serena se instalara una chocolatería con productos nacionales e importados de la más alta calidad? Bueno, para todos aquellos fanáticos de este alimento, existe una gran noticia: en pleno centro de la capital regional se inauguró hace dos meses y medio, “Bon Chocolat”.

Chocolatería boutique ubicada en calle Balmaceda 432, al interior del Patio Colonial.

“Más que vender chocolate, esto te lo vendería como una experiencia. Te vendería un producto que no es sucedáneo, sino que es un alimento va a aportar a tu organismo. Ya se ha demostrado por todos lados los beneficios del cacao, entonces, más que vender chocolates, nosotros vendemos eso; los beneficios que aporta”, así definió a “Bon Chocolat”, Carolina Torres, una de los fundadores del local.

Contó que la idea de crear este emprendimiento surgió conversando con su pareja desde hace siete años, Vincent Mégevand, ciudadano de origen suizo, para ver qué negocio podrían crear y en que ámbito. De este modo y tras una serie de viajes a Suiza para estar con la familia de él, Carolina notó la tradición chocolatera del país y se propuso a hacer lo mismo en Chile. “Un día le dije a Vincent: ‘Oye ¿Te parece si ponemos una chocolatería? pero que sean con cacao (…) entonces comenzamos a buscar proveedores, los que debían tener como requisito un margen de cacao de 30% hacia arriba”, señaló.

Es así como a fines del 2017, específicamente el 14 de diciembre, Carolina y Vincent, inauguran “Bon Chocolat”, el cual ofrece productos chilenos y extranjeros, sobretodo, suizos, los cuales destacan por su calidad y variedad.

Asimismo, han ido cubriendo los requerimientos de personas que, por distintas circunstancias o enfermedades, algunas veces están impedidas de probar este alimento.  “Empezamos a ver gente que tenía necesidades como celiacos, los cuales necesitan sin gluten, gente que es diabética y que quiere comer chocolate sin azúcar…así que empezamos a innovar en ese ámbito también”, agregó

Tras estos meses de funcionamiento, Carolina manifestó que ha notado como el público se va repitiendo y se ha ido convirtiendo en fiel al local. “La gente que ha venido con mayor frecuencia, es aquella a la que le gusta con harto cacao, el chocolate más amargo…ellos vienen, por lo menos, una vez a la semana”, manifestó.

Por último, acerca de los planes a futuro para “Bon Chocolat”, indicó que “voy a tomar todo este año un curso de chocolatería en Santiago y nuestra idea es comenzar a hacer chocolates desde nuestra empresa”.

Pin It on Pinterest

Share This